Atención, última receta del año. Te he preparado un clásico de lo más gozoso, tortilla de patata jugosa.

Elaboración que disfruta de la exaltación de muchos comensales y del rechazo de otros tantos, ¿A que sí, Carlos?. A mi me gusta que quede jugosa, ligeramente “babé” (amo este término). Sin embargo, hay tantas clases de comensales como maneras de elaborar un plato. Explicarte que no tienes por qué prepararla jugosa, puedes cocinarla más y que no quede cremosa o húmeda. Si decides cocinarla más, deja que se haga muy bien a fuego lento por un lado y tápala. Cuando esté casi cuajada dale la vuelta y espera un par de minutos más, pincha con un palillo o punta de un cuchillo y observa si sale seco. En ese momento sácala de la fuente de calor y deja que repose en un plato, deja que atempere. Estará más buena, los sabores se habrán asentado y una tortilla en su punto justo también tiene su rollo. Pero ojo, ten cuidado, no hay nada menos atractivo que una tortilla secarrona, luego no me digas que no te he avisado.

A mi parecer, la tortilla es un plato que golpea la memoria, recuerdo como olía a tortilla del bar de carretera al que acudíamos junto con mis tíos cada domingo. El almuerzo en domingo era sagrado y la tortilla de patatas era su prota junto con una mirinda de naranja. Vuelco neuronal y viaje en el tiempo. Es genial como un plato tiene el poder de sacudirnos emocionalmente. El recuerdo de un sabor, de un aroma, de un viaje, de un lugar. A mí parecer, tortillas, potajes y cocidos son los reyes del mambo en este sentido ya que a cada elaborador le queda de una forma muy particular. Cuántas veces has pensado que la tortilla que te estabas zampando sabía igual que la de tu tía Teresa. ¡Yo muchas!

Decirte que la tortilla de patata se combina con decenas de recetas. A mí me encanta prepararla y encima ponerle una buena capa de guacamole (En breve en La Alacena 😉 ) o con ensaladilla, o bañarla con un buen chorro de gazpacho o salmorejo… . En su interior también puedes añadir mostaza antigua, especias, hierbas frescas, taquitos de verduras crudas o cocinadas, embutidos, quesos… Sólo tu imaginación y las malas combinaciones te limitan. Como siempre te digo, piensa en platos en los que combinen bien los alimentos que vayas a usar y piensa si te gustaría con un plato de huevos con papas. ¿Crees que funciona? Atrévete y añádelo a tu tortilla, eso es cocinar. En el relleno fluido; sobre ella; en caso de que no la cocines babé, ábrela como un bocata y rellena; con ensalada, pimientos de piquillo, rúcola y salsa de tomate. Combina y vencerás.

¡Que aproveche!

Recuerda que tienes una manera súper sencilla de colaborar conmigo y con todo este trabajo, además no te costará un euro y yo te estaré eternamente agradecido. COMPARTE el contenido de la Alacena en tus redes sociales y sígueme en todas las mías. Así de fácil.

Recordarte que todavía quedan algunas plazas para el curso de cocina vegetariana en Calima “COCINA PRACTICA PARA EL DíA A DíA” que haremos el 16/17 de enero. Perfecto para olvidarte qué cocinar durante toda la temporada o para regalar estas fiestas a alguien especial. Tienes más info aquí o en el evento de facebook.

¡VAMOS CON LA RECETA DE LA TORTILLA DE PATATA!


Raciones · 4
Dificultad · media/baja
Precio aproximado · 1€/ persona con ingredientes de primera (ecológicos)
Tiempo · 20 minutos aprox

INGREDIENTES

·4 huevos ecológicos
·5 patatas medianas rojas peladas y cortadas panaderas
·1 cebolla roja mediana a medias lunas
·2 dientes de ajo con piel

ELABORACIÓN RESUMIDA

  • FRIE las patatas junto con la cebolla y el ajo a fuego medio/alto
  • RETIRA los ajos y deshecha
  • RETIRA el resto y reserva
  • QUITA el aceite de la sartén y baja el fuego al mínimo para que se mantenga bien caliente
  • BATE los huevos y añade sal, pruébalo, que quede ligeramente salado
  • AÑADE las patatas y la cebolla y mezcla enérgicamente
  • COLOCA la mezcla sobre la sartén bien caliente
  • DALE la vuelta a la tortilla
  • ESPERA un minuto, ábrela con un cuchillo y mira si está en el punto que te gusta. En caso de que no, prueba con otro minuto. Así hasta que encuentres el punto que a ti te guste.
  • VOLTEA sobre el plato (no se verán las marcas del cuchillo)
  • REPOSA
  • AZOTA a tu memoria con el sabor tipical spanish

BESITOS GRANDES PARA TI Y FELIZ AÑO NUEVO