La receta que te presento esta semana trata de un clásico en cualquier reunión en la que los invitad@s deben de aportar un plato. Tabulé al té especiado. Prepárate para sorprender.

Originalmente la receta del tabulé (tabboulah) es muy diferente a la que aquí os presento. El clásico libanés es una ensalada de bulgur con mucho, mucho, mucho perejil, tomate y una vinagreta alimonada. Así de básica y así de buena. En amplias zonas del Magreb se prepara de forma similar sustituyendo el bulgur por cuscús. Recuerda que la ensalada siempre será mas nutritiva/integral si la preparas con bulgur.

La gracia de un tabulé está en la perfecta cocción del grano, el contraste de sabores ácidos y dulces y el placer de morder diferentes tipos de texturas.

He decidido prepararla con cuscús ya que es el ingrediente más habitual y fácil de conseguir por tod@s.

Me preguntan habitualmente como conseguir un cuscús sabroso, suelto y jugoso. Aquí te cuento mis secretos:
Mismo volumen de líquido que de cuscús. Usar un líquido naturalmente aromatizado. Sal y especias antes del cocinado. Reposo con el líquido bien caliente (cocinado) de diez minutos tapado. Aceite de oliva y terminar de desgranar con las manos. Si sigues estos pasos uno a uno te quedará un cuscús de rechupete. Al final del post tienes la galería fotográfica con fotos de cada paso.

Yo preparo una infusión potente de canela en rama, cardamomo, un par de pétalos de anís estrellado, unas rodajas de jengibre y una buena cucharada de té rojo. Lo importante es que la infusión quede fuerte de sabor para que el cuscús lo absorba completamente. No temas por la potencia del líquido quedará mucho mas rebajado el sabor en la ensalada. Añade también un poco de especias secas antes de bañar al “cereal” con la infusión. Yo pongo canela, pimienta negra y una puntita de comino.

También me gusta combinar para la acidez el zumo de lima con el de limón. Por cada dos limones exprimo una lima. ¡Sabor adolescente!

En cuanto a las hierbas frescas elijo hojas de hierbabuena sin cortar. Me gusta la explosión clorofílica que aporta la mordida a una hoja y que este sabor esté a veces y otras no. Puedes poner perejil, albahaca, rúcola picada. Mezcla algunas de ellas y cambia el sabor de tu plato. Córtalas, déjalas enteras, pica grosamente. IMPROVISA con cabeza.

En cuanto a la fruta seca prefiero pasa sultana aunque también puedes usar orejones, ciruelas pasa, higos, dátil. Ojo, siempre sin hueso. Ponlos junto con el líquido caliente, se hidrataran un pelín y estarán más tiernecillos.

También añadiremos unos frutos secos, puedes tostarlos en una sartén hasta que doren. Ojo con la potencia del fuego si ennegrecen amargarán. Saltea a fuego suave hasta que doren o en el caso de la pipa de calabaza hasta que hinche. Puedes usar semillas de girasol, calabaza, nueces, piñones, avellanas…

Con todos estos consejos sólo te puede quedar un tabulé delicioso. ¡Que aproveche!

¡VAMOS CON LA RECETA DE TABULÉ!


4/6 raciones
elaboración sencilla
<20 min

175 gr de cuscús.
1 tomate de ensalada a dados.
1 pimiento verde italiano a dados.
1 cebolla roja pequeña a dados.
1 pepino español pelado y cortado a dados.
1 un puñadito de pasas sultanas
Dos cucharadas de pipas de calabaza tostadas o sin tostar.
El zumo de un limón y media lima.
Unas hojas de hierbabuena.
Haz una infusión con canela en rama, cardamomo, un par de pétalos de anís estrellado, unas rodajas de jengibre y una buena cucharada de té rojo.
Sal, pimienta negra y una punta de comino en polvo.
Aceite de oliva virgen extra.

ELABORACIÓN

  • CORTA los vegetales y exprime el limón.
  • PON el cuscús en una fuente.
  • RIEGA con la infusión bien caliente.
  • AÑADE las especias, la sal y la fruta seca.
  • REPOSO de diez minutos tapado con un trapo.
  • DESGRANA con una varilla o un tenedor.
  • TERMINA de soltar el grano con las manos.
  • EMPLATA y decora con hierbabuena y pipas.

La semana que viene prepararé un post especial de navidad. Un abrazo a tod@s.