Buenas y bienvenid@s a una nueva entrada en La Alacena de Pepín.

Cuando llega el otoño me vuelvo loco con la calabaza. Me encanta prepararla en cremas, al horno, con arroz, como postre. Aunque no acostumbro hoy traigo una receta de carne. De cordero exactamente. Es una receta que me explicó Maria, una amiga de una amiga que vive en el campo y que es entusiasta del buen comer. Mi manera de preparar calabaza rellena es muy diferente pero sin duda voy a cambiar la manera de cocinarla. De esta manera queda mucho más suave y muy aromática. Va por ti María.

La calabaza que voy a usar es la calabaza clásica, la ruperta, la de hallowen. Es más dulce que la cacahuete o butternut y contrasta muy bien con el cordero. También es perfecta para el relleno ya que tiene más espacio para la carne.

Te recomiendo antes de realizar la receta te asegures si en tu carnicería de confianza tienen cordero y te lo pueden picar. Dependiendo del tipo de carnicería puede ser que debas de encargar la carne el día anterior.

Yo he preparado una calabaza de cinco kilos con una pierna de cordero picada. Sólo la han pasado una vez por la picadora. Con esta cantidad por lo menos comen 10 o 12 personas. Si sois pocos en casa busca una calabaza pequeñita y la carne no es necesario que sea de pierna. Ten en cuenta que si compras una pierna entera sale bastante más económico. Siempre se puede congelar el relleno para otra vez o para otra receta. Si te resulta demasiado cara también la puedes rellenar con tu carne picada favorita, ternera, cerdo, mezcla

Esta receta se puede acompañar con cualquier tipo de cereal. Yo he elegido arroz jazmín, lo he aromatizado con cardamomo y laurel. Te explico el cómo para cuatro personas: sofríe las semillas de cardamomo bien aplastadas con unas tres cucharadas de aceite de oliva y luego añade 200 gr de arroz, sofríe en conjunto, añade el doble de agua que de arroz y muy importante, la sal, una cucharadita de postre será suficiente. Añade la hoja de laurel y espera a que se consuma el agua a fuego medio. Si está duro, tápalo durante cinco minutos y comprueba si con el calor residual ha quedado en su punto. Si está en su punto espárcelo sobre una superficie dónde pueda quedar aireado para que no se pase y ya lo tienes. Puedes añadirle semillas de sésamo o de amapola para darle un toque más cool.

El procedimiento es muy sencillo, por un lado el sofrito y por otro el vaciado y pelado de la calabaza.
En la galería te he puesto primero un proceso y luego el otro para que se vea más claro aunque yo he ido preparándolo todo a la vez.
Para el sofrito primero corta una cebolla roja en pequeños dados y sofríela con un poco de sal. Luego añade el cordero y mueve hasta que pierda el color de carne cruda. Añade los frutos secos picados y las aromáticas y voila, sofrito listo. Recuerda añadirle sal y comino generosamente. Ten en cuenta que la calabaza es muy dulce y gusta encontrar un relleno que contraste. No hay nada peor que un sofrito de carne soso, pruébalo varias veces hasta que lo encuentres sabrosón antes de rellenar la calabaza.
Después empezarás con la calabaza: sacas el gorrito a la calabaza y la vacías de pepitas, luego pelas la calabaza, es un poco complicado pero tranquil@, se hace. Si la piel es muy dura te hará falta un buen cuchillo y maña. Es un buen momento para respetar más que nunca a Don Cuchillo, pero no temas, ve con cuidado y nunca pongas la mano delante del filo del cuchillo, por Dior!
En segundo lugar se hace el sofrito de cebolla, cordero, frutos secos y aromáticas. Se mete todo en la calabaza y se embadurna de mantequilla, sal y especias; he elegido comino molido y pimienta negra. Apunte: con canela y nuez moscada también pega, es cuestión de gustos.
Para finalizar la tapas bien con papel de aluminio y la metes en el horno a máxima potencia (en el mío 250ºC). Dependiendo del tamaño de la calabaza le hará falta más tiempo o menos. Yo he necesitado casi dos horas para que quedase suave, que es como más mola. Pínchala con un cuchillo y cuando no ofrezca resistencia estará en su punto. Ojo, pruébalo por diferentes lugares, a veces puede quedar más hecha por un lado que por otro.
Saca la calabaza y acompáñala con el cereal y hojas de cilantro sueltas. Que no te gusta el cilantro, hazlo con perejil aunque debo advertirte que la combinación de cordero, calabaza y cilantro es una de las mezclas de sabores más brutales que he conocido.

Decirte que éramos cuatro para la comida y que a todos se nos han caído nuestras ropas interiores al probar el plato. Felicidades Maria por la receta y muchas gracias.

Deciros también que a Silvia, una amiga que no es muy de sabores fuera de lo común ha repetido y se ha llevado para la cena. Y que conste para los cilantrofóbicos que le gustaba con la aromática cuando ella habitualmente ni la prueba. Lua comió y cenó encantada. Pedro trajo un pan quemao de postre, y como tardaba mucho la calabaza, hicimos una crema pastelera para el relleno. ¡Leñe! Ahora que pienso tengo que enseñaros recetas de postres también. Quizás la semana que viene o quizás no. Pero tranquil@s, todo llega.

Recordarte que puedes dejar tus comentarios y preguntas aquí abajo. Te responderé lo antes posible. También puedes mandarme, como ya habéis hecho algun@s de vosotr@s, fotos de vuestros resultados. Un día quiero hacer un post especial con algunos de vuestros mensajes, recetas, mejoras y fotografías. 

Discúlpame por las dos fotos de la galería que están tan borrosas. En la minipantalla de mi cámara no me di cuenta y he pensado que es mejor ponerlas y que no te pierdas ni un sólo paso en la galería.

Recuerda: comparte, critica, propón, corrige, incita, anima, expresa…

Mil gracias por la difusión y el apoyo. Haber recibido miles de visitas en tan poco tiempo me llena de satisfacción e incluso habéis conseguido que se me caiga alguna lagrimita con vuestras palabras. De corazón, un millón de gracias.

¡Vamos con la receta!


Receta

·Raciones: 10
·Dificultad: media/alta por el pelado de la calabaza, el resto es pan comido
·Precio: para ocasiones especiales

INGREDIENTES

4 cs de AOVE
1 cebolla roja a pequeños dados
1 pierna de cordero deshuesada y picada
15 gr de cada fruto seco (almendra, nueces y avellanas) picado a grosso modo
1 cp de comino molido
Un manojito de cilantro fresco picado
1 calabaza “tipo ruperta” de 5 kg
500 gr del cereal que quieras

cs -> cucharada sopera
cp -> cucharada postre
AOVE -> aceite de oliva virgen extra

  • SOFRÍE la cebolla
  • AÑADE la carne 
  • INCORPORA frutos secos y aromáticas
  • QUITA el sombrero a la calabaza
  • PELA la calabaza
  • SACA las pepitas
  • RELLENA la calabaza
  • EMBADURNA con mantequilla, sal y especias
  • CUBRE y HORNEA
  • PREPARA el cereal
  • GOZA